5 preguntas sobre la ortodoncia invisible

5 preguntas sobre la ortodoncia invisible
  1. ¿En qué consiste?Cada vez es mayor el número de personas que optan por la ortodoncia invisible en Tenerife para mejorar su sonrisa de una forma segura y sin que apenas se note. Esta es quizá una de las grandes ventajas de este  sistema de ortodoncia, que resulta prácticamente imperceptible. La ortodoncia invisible consta de unos alineadores termoplásticos transparentes que se elaboran a medida de cada paciente y no se ven una vez colocados en los dientes.
  2. ¿Es efectiva?En la Clínica Dental Dr. Javier de Lorenzo-Cáceres tenemos amplia experiencia con la ortodoncia invisible y podemos decir que es un tratamiento altamente recomendable por los buenos resultados que ofrece. Para tener éxito siempre será necesaria una adecuada planificación previa por parte de un experto ortodoncista que es el encargado de guiar el tratamiento para conseguir los resultados estéticos y funcionales deseados. 
  3. ¿Tiene ventajas para el paciente? Sí. Y muchas. Una de ellas es que se trata de un sistema de ortodoncia removible, es decir, que el paciente puede quitar los alineadores cuando quiera, por ejemplo, para lavarse los dientes. La ortodoncia invisible facilita mucho la higiene dental frente a otros tipos de ortodoncia, como por ejemplo la ortodoncia con brakets que hace muy tediosa la limpieza de los dientes. Además, los alineadores también pueden quitarse para practicar actividades deportiva, reuniones, asistir a comidas, etc.
  4. ¿Cuánto dura un tratamiento con ortodoncia invisible?Al igual que en los tratamientos de ortodoncia convencionales, la duración del tratamiento con alineadores dependerá de las características de cada paciente y el tipo de maloclusión o problema que presente. En cualquier caso, los tratamientos con ortodoncia invisible en Tenerife no tienen por qué alargarse más que los tratamientos con ortodoncia normal, y en algunos casos pueden incluso ser más cortos. 
  5. ¿Cómo es el tratamiento?Se inicia en la consulta del ortodoncista quien realiza una valoración previa. En esta primera consulta se hace un escaneado digital de la boca del paciente a partir del cual se estudian los movimientos que se desean realizar en los dientes y se diseñan una serie de alineadores. Estos alineadores trasparentes son los que irán provocando este movimiento a medida que se coloquen en la boca. El ortodoncista supervisará todo el proceso con las consultas periódicas que se programarán durante el tratamiento.